Etiquetas

15.12.09

Oriente

Tú y la seda:
sinuosas, suaves, sublimes...

suculenta,
esperas la reciedumbre
del ariete deseoso
como yo.


Y a cambio
¡Qué maldad me has hecho!
Ya no puedo pensar en oriente
y tenerte lejos.

No hay comentarios.: