Etiquetas

17.5.09

Una hora después

Después del amor
mi sudor, tu jugo, nuestra piel, aroma a dos sexos
suelo esperar despierto
a que llegue tu sueño

No sé si espero asegurarme de que estás allí
no sé si dudo de tanta felicidad
una euforia sin mácula
que llega a asustarme
cuando creo, siempre brevemente
que esto no puede ser
o peor, que sí es y no puede durar


Pero ahí está tu silueta
tu cuerpo
inocente ahora que duermes
como prueba palpable
divinamente palpable
de que no estoy soñando.

5 comentarios:

AdrianG dijo...

Pana aunque Ud No Lo Crea¡¡¡ Lindo el poema pero medio Arjoniano¡¡¡ jejejeje¡¡¡¡ Ubicate la letra de "Duerme" y tu me dirás...

Catira dijo...

Esa sensación de descansar despues de una sesión intensa de amor. Y que cuidan tu sueno es tan espléndida...que pocas cosas suelen ser tan placenteras. Hermosas tus letras de hoy. Besos

Susy dijo...

Ver como su pecho sube y baja y se siente su respiración pausada..que maravilla..
Besos dulces.

Oscuridad dijo...

Me gustó tanto que me tomé el atrevimiento de colocarlo en mi blog, debidamente identificado, para que mis lectores lo disfruten también.

http://lomeanor.blogspot.com/2009/05/una-hora-despues.html

Eduardo Parra Istúriz dijo...

Adrián: sólo por la amistad que te guardo desde hace 20 años no te insulto. La próxima vez que me compares con Arjona voy a tu casa a golpearte... :-D

Catira: gracias por TUS palabras. Yo simplemente escribí lo que genuinamente siento.

Susy: dice Eroz Ramazzotti en una canción que "música es la danza regular de tu pecho respirando junto a mí" y sí, creo que el italiano tiene mucha razón.

Oscuridad: Vale, el conocimiento hay que compartirlo, y te agradezco que me hayas informado. Puedes hacerlo siempre que pongas el enlace a este blog.